Gesvalt-Sandra-Daza-001015 SANDRA DAZA.

 

Sandra Daza, directora general de Gesvalt, afirma que fondos y socimis jugarán un papel significativo en la recuperación

 

“Los mercados español y portugués han sido muy interesantes desde el punto de vista de la inversión inmobiliaria y lo seguirán siendo. Son buenos países en los que invertir”. Así de claro se ha manifestado Sandra Daza, directora general de Gesvalt en unas declaraciones exclusivas a Propiedad Ibérica, plataforma ibérica de información y eventos para el sector inmobiliario de Grupo Iberinmo.

Cuando hayamos superado la situación actual los inversores más activos serán aquellos que perdieron su oportunidad de invertir en activos inmobiliarios en el período de recuperación entre 2014 y 2018, asegura la directiva de Gesvalt. De la misma forma, es probable que decidan volver aquellos inversores oportunistas que abandonaron el mercado entre 2017 y 2018, tras observar las nuevas oportunidades que están apareciendo.

Asimismo, Daza llama la atención sobre inversores con estrategias core y core +, que buscan retornos estables de su cartera. Además, hay fondos e inversores privados interesados en el segmento construir para alquilar. En cualquier caso, considera que tanto los fondos como las socimis pueden jugar un papel significativo en la recuperación de la industria inmobiliaria una vez que volvamos a la normalidad.

Valoraciones muy estudiadas

Habrá que esperar a conocer realmente la duración definitiva de las restricciones para estimar el impacto que se producirá en las valoraciones, las rendimientos y los retornos. El Banco de España ha pedido a las compañías una serie de modificaciones en sus criterios de valoración derivados de la situación actual. “En Gesvalt somos prudentes, estamos analizando las directrices del regulador y, sobre todo, estamos teniendo en cuenta aspectos como la urgencia de cada caso y siempre priorizamos la protección y seguridad de todos los trabajadores y operadores”, asegura la directora general. Por otro lado, “tendremos que revisar todos los comparables debido a la escasez de movimientos tanto en la oferta como en las transacciones. También tenemos que incluir los análisis de riesgos y el rating inmobiliario en nuestras valoraciones. Ya lo estamos haciendo y estamos trabajando muy cerca de nuestros clientes para comprender su situación, para así aportar las valoraciones más ajustadas”, añade.

Recuperación según segmentos de mercado

La rapidez de la recuperación dependerá del tiempo que se tarde en volver a la normalidad y las medidas de impulso que se aprueben para la industria. Aun así, en Gesvalt se muestran confiados en que será “una recuperación rápida y que volveremos relativamente pronto al punto en el que estábamos”. De todas formas, advierte que las previsiones no son las mismas para toda la industria y cada segmento tiene sus propias características. Oficinas, logística y residencial conseguirán su recuperación en un par de trimestres.

Por otro lado, están analizando la situación del Al por menor, que tardará más tiempo en recuperarse. De todas formas, el sector turístico está atravesando una situación más complicada, porque ha sido el más afectado por la crisis sanitaria. Por tanto, prevé que tarde entre uno y dos años para volver a la normalidad. Sin embargo, los activos alternativos están en una coyuntura totalmente diferente porque prácticamente no han sufrido los efectos de la pandemia. Estima que su recuperación será más rápida, aunque pueda producirse un ligero impacto en los ingresos.

Una de las claves para reactivar la economía es invertir en activos con un buen retorno de la inversión y esos son los que ofrecen seguridad al medio y largo plazo. Además, se debe minimizar el impacto de las rentas pendientes durante el período en el que se han garantizado diversas moratorias en los pagos, especialmente en los segmentos de oficinas, residencial y Al por menor.

Sandra Daza opina que en el caso de que se incremente la liquidez en el mercado, podría aumentar la demanda de activos principal, lo que podría conllevar una subida de los precios, pero aún es pronto para asegurar que será así. “En los próximos meses no se espera un descenso de los precios de las viviendas de nueva construcción. Sin embargo, sí se prevé un retraso en el lanzamiento de nuevos proyectos inmobiliarios. A medio plazo, tampoco espera una reducción de los costes de construcción debidos al escenario actual”. La rapidez en la recuperación dependerá del equilibrio entre la nueva oferta –ya que la paralización de la actividad de la construcción solo se produjo durante dos semanas– y la demanda.

Apoyo de la Administración

En lo que se refiere a las medidas aprobadas por el Gobierno, considera que algunas de las decisiones son las apropiadas para salir de la crisis con las menores consecuencias. En lo que se refiere al sector residencial y a los pequeños negocios, Es positivo ofrecer liquidez a usuarios e inquilinos. Por otro lado, la industria turística necesita medidas urgentes y aún no se han lanzado líneas específicas para mitigar los daños. Aun así, Daza confía en el que el Ejecutivo implementará todas las medidas necesarias para salvar un sector, el turismo, con tanta relevancia para la economía del país.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.

Acceso Usuarios

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.